Alforjas (2): La tapa que tapa a tope.

Habíamos dejado las alforjas con la forma básica ya preparada. Una caja de cuero con una enorme solapa que, de alguna manera, queremos convertir en una tapa.

¿Y qué se espera de la tapa de unas alforjas? ¿Que sean bonitas? Pues sí. Pero al segundo viaje largo en moto, las prioridades cambian. Y, después de que toda tu ropa esté empapada por la lluvia, valoras muy por encima una cierta impermeabilidad. Que no es que unas alforjas de cuero te la vayan a garantizar nunca, pero hay que intentarlo.

Así que vamos a intentar que la tapa cierre tan bien como sea posible; y, ya de paso, que queden bonitas. Aclaremos que estamos hablando de alforjas de cuero para una custom, es decir, bonito es sinónimo de "tan macarra como sea posible".

Y aunque ahora no se entienda por qué, se empieza por hacer una serie de taladros con el sacabocados por todo el perfil, y por taladrar con la lezna lo que va a ser una costura justo detrás. El fileteador no va a llegar tan lejos, así que un compás puede ayudarnos a marcar la línea de la costura; y también a hacer taladros equidistantes con el sacabocados.


Y ahora que ya sabemos exactamente de qué espacio disponemos para decorar, podemos ponernos macarras en serio. Porque ¿qué es una custom sin llamitas? ¡Hagamos unas llamitas, hombre!


Ya sabéis cómo va esto del grabado del cuero. Preparas el diseño en papel, y pones el cuero a humedecer. Para un cuero tan gordo, lo suyo es tenerlo bajo el agua hasta que deja de hacer burbujas. ¡Ojo! el agua deja el cuero de un tono ligeramente diferente, hay que intentar que la línea de separación entre la parte seca y la sumergida quede escondida en la parte de atrás de la alforja.

La mía debe ser la bañera más fotografiada de todo internet (páginas porno aparte)

Con el cuero mojado, ya puedes pasar el diseño al cuero, empleando cualquier cosa con algo de punta.

Este dibujo apenas queda marcado. Lo perfilamos fuerte con un buril (hay quien lo llama repujador) en bisel, dejando el borde tan en ángulo recto como sea posible. Rasgar la flor con un cutter para marcar mejor el borde no es buena idea: las alforjas van a estar expuestas al agua, y es mejor mantener íntegra la flor, que es la parte impermeable.

Cambiamos a un buril de paleta, y rebajamos la parte externa del perfilado, hasta que el dibujo queda en altorelieve sobre el fondo de cuero.

Y como somos más chulos que un ocho, en lugar de dejarlo así, vamos a usar un mateador o gofrador (gracias, Antonio, por el palabro) para dar una textura al fondo, y que así destaque más el dibujo. Don Antonio señaló, muy acertadamente, que es más o menos como dibujar al carboncillo. Y no es que yo sepa gran cosa de dibujo al carboncillo, pero allá por los primeros '90, las laaaaaargas horas de clase de análisis numérico sentado tras aquellas mesas de color claro al lado de cierto comentarista habitual de este blog... digamos que aquello fue algo así como un cursillo acelerado de dibujo [anti]artístico.

¿Y qué es eso de gofrar? La señorita Amanda Claire ha colgado algunos vídeos estupendos al respecto.

Así que me hice con un par de mateadores con dibujo de puntos regulares, reconvertí uno cuadrado en redondo con la amoladora de banco (para poder manejarlo en curvas con más precisión), y a dar fondo golpeando suavemente con una maza, girando y solapando los golpes para que la textura sea... ¿irregularmente regular?



No es imprescindible que la maza sea redonda como la de la foto, pero eso ayuda a no tener que preocuparte del ángulo con el que golpeas. Lo que sí es imprescindible es que el cuero siga húmedo.

Y ya puedes dejar secar la tapa.


Una vez seco el cuero, puede ser un buen momento para lijar los bordes del cuero en las zonas de las costuras. Porque, por muy bueno que seas cortando y cosiendo el cuero, siempre va a quedar un poco irregular, así que hay que dejar los bordes bien lisos con papel de lija. O, si quieres terminar antes, con una lima para metal. O hasta con una lijadora eléctrica, si sabes bien lo que haces.

Sí, eso va a dejar un borde blancuzco bastante feo. Pero que no cunda el pánico: para eso se inventó el tinte para cuero. ¡Ojo! antes de aplicarlo, ponte unos guantes de látex. Así evitarás tener las manos llenas de salpicaduras negras, tal y como las tengo yo desde hace algunos días. Es lo que tienen los productos pensados para teñir la piel: que tiñen la piel.


Y ahora empezamos a desvelar los secretos de la costura que hemos preparado antes. Tanto la parte de atrás como la de delante llevarán una pieza de cuero que proporcionará la protección definitiva contra el agua. Tienes que trazar el perfil que tendrá la tapa, y asegurarte de dejar un margen para la costura. ¡Ah! Recuerda que la tapa, si queda completamente horizontal, formará charquitos de agua que acabarán calando. Tienen que quedar un poco inclinados, para desaguar mejor; y eso lo va a marcar la forma de estas piezas.

Coser estos perfiles tiene un truco importante: hay que mojarlos bien antes de coserlos, para que queden lo bastante flexibles y moldeables para poder darles la forma adecuada. ¿Te he dicho ya que una piedra es una herramienta indispensable para el trabajo del cuero? Nada como un buen canto para mantener sumergida una pieza con ganas de flotar.


Cuando el cuero ha dejado de hacer burbujas, puedes empezar a coser. Tienes que taladrar conforme avanzas la costura, coincidiendo con los taladros que hiciste antes en la tapa. ¡Y asegúrate de que la costura empieza lo bastante arriba para dejar bastante cuero que haga una línea de "bisagra" suelta, o luego no podrás abrir la tapa!


Sigues con la costura, y la continúas (sólo con fines decorativos) por todo el borde de la tapa. Al final, tendrás dos laterales de cuero húmedo que puedes moldear para que ajusten bien a la alforja. Al secarse quedarán duros como piedras, así que aprovecha ahora para darles su forma definitiva.


Vale, monísimo. Y ahora, ¿para qué hemos dicho que hemos hecho los taladros por todo el borde? Pues para un remate decorativo con tireta, empleando punto español.

¿Que cómo se hace el punto español? Muy sencillo, enganchas un buen trozo de tireta en una aguja específica para tireta (a mi me gustan las que enganchan la tireta con dos uñas) y pasas el cuero por... espera, paso de explicártelo, mejor apréndelo aquí, que estará más claro.


Y una vez rematadas ambas tapas, ya sólo nos falta...


...esperar a la siguiente entrada, donde hablaremos de la colocación de las hebillas de cierre. Y, dependiendo de cómo vaya el calendario de visitas familiares, también hablaremos de la colocación de las alforjas en la moto de mi cuñado.

13 comentarios:

Tristam Tienda medieval dijo...

Que interesantes son vuestros saltos en el tiempo

Elektronische Tier dijo...

No esta nada mal. Felicidades!

¿Que tal llevamos las ampollas/rozaduras de las manos? :D

Por curiosidad
¿Donde consigues las piezas de cuero?

Axil dijo...

¡Ah, sí, eso se me olvidaba! Es importante que las tapas laterales sean de cuero negro, porque así disimulan mucho mejor las manchas de sangre. Y es que te vas a acabar punzando el dedo con la lezna casi seguro, cual si de lanceta médica se tratase.

El listado de tiendas lo tengo colgado aquí:

http://el-blindado-personal.blogspot.com/2009/01/donde-comprar-material.html

aunque, desgraciadamente, no está del todo actualizado. Para estas alforjas, parte del cuero lo compré aquí:

Curtidos Román (Casa el Valenciano) Ribera de curtidores 16 y 37 (Madrid 28005). Telf. 915273286 y 914675346.
http://www.curfopel-elvalenciano.com/

Recomendable sólo por su amplio calendario / horario de apertura; no me termina de gustar.

Cuando me di cuenta de que me había quedado muuuuy corto, compré otra pieza aquí (un sitio mucho más recomendable, diría yo):

Almacén de curtidos Gaspar García García C/ Sánchez Barcáiztegui 32. Tel 915529630.

La tireta y algunas herramientas que no tenía las compré aquí:

- Curtidos Villaverde. C/ Colegiata 14 (Madrid). Telf: 913657164. cvillaverde@inicia.es
http://www.inicia.es/de/curtidosvillaverde/

y algunas herramientas que enseñaré en la próxima entrada las acabo de recibir por internet, encargadas aquí:


Curtidos Lasa. C/. Martínez Marina, 3 lasa@curtidoslasa.com
Tel.-Fax: (+34) 985 20 41 06 - 33009 OVIEDO - Asturias
http://www.curtidoslasa.com.

antonio dijo...

Para remtar los cantos venden unas barras de cera , en este caso negra claro , se frota lacera en el canto despues de teñir y se forta con un trapo, también existen unos artilugios de hierro que se pasan en caliente , "lujado" se llama este paso , pero hay que saber manejarlos , con el trapo tambiénse consiguen buenos acabados

Axil dijo...

Maestro Antonio, la cera que decís (o el "lujado") ¿es algo simplemente estético, o proporciona impermeabilidad o alguna otra ventaja al borde expuesto?

antonio dijo...

Hombre la cera siempre proteje , pero es más por estética , los acabados marcan la diferencia sin duda .

El caballero gris. dijo...

Pues la verdad es que han quedado muy monas, al fin tengo el gusto de conocer aquella bañera donde se enfriaba aquel churruscado brazal de cuero

Elektronische Tier dijo...

Gracias Axil

El descubrimiento del almacén de curtidos Gaspar García ha sido un gustazo

Un saludo

Axil dijo...

¿Quién te atendió, un señor mayor, o su hijo (que pasa de los 40)? Los dos son encantadores, pero hablar con el padre es toda una experiencia.

Muy cerquita, justo enfrente del Retiro, tienes también éste:

Curtidos Juan José Lobejón Martín Av. Menendez Pelayo 15 (Madrid). Telf 915741221.

Muy amables, y bastante barato (el cuero siempre es caro, claro, sabes a qué me refiero) y además de piel también tienen algunas fornituras y herramientas. Si vas, acuérdate de tratar al dueño de usted, porque él lo va a hacer contigo, y te vas a sentir muy maleducado tuteando a un señor que incluso llama de usted a sus empleados de toda la vida.


Antonio: he comprado una de esas barras de cera que indicabas, y parece que va bastante bien. Me dijeron que la aplicara directamente, sin teñir, y que luego le diera calor, por ejemplo con un mechero; y el resultado es bastante bueno. ¿Algún consejo adicional?

Axil dijo...

Por cierto: hasta hoy, todas las visitas provenían de los enlaces en mi blog principal y arcaizante.

http://armasmedievales-adan.blogspot.com/2008/02/steampunk.html

Pero hoy (perdón, a estas horas, es más bien ayer) han aparecido las primeras entradas procedentes de búsquedas de Google.

Estoy por poner anuncios, a ver si me forro, o algo...

Wilus dijo...

Axil colega, te nos has largado del mundo armero o me lo parece a mi? Me gustan estos trabajos, asi voy aprendiendo esto del cuero =D Sigue asi maquinón !

diwis dijo...

hola me agrada tu trabajo pero la verdad quisiera unos pero la verdad estoyen lima cuanto me costaria y en mi moneda que es nuevo sol y claro el envio gracias quimi

Axil dijo...

Diwis, gracias por el implícito halago a mi trabajo, pero me temo que no te iba a salir muy a cuenta. Te iba a cobrar alrededor de veinte horas de trabajo a precio europeo, y además el envío al otro lado del atlántico; cuando me consta que en sudamérica hay excelentes artesanos capaces de hacer alforjas de mucha más calidad.
(Oye, que si te sobra el dinero, mándame un correo a la dirección de mi perfil, y hablamos)